Hacia la fecha de parto

Todas las cosas que deben estar listas para no sufrir las consecuencias

La fecha del parto, generalmente, suele ser como el número que apostamos en la ruleta, casi nunca sale. Por eso, no hay que especular demasiado con la fecha dada por el médico. El niño puede nacer con anterioridad o incluso puede atrasarse. Todos lo sabemos y hasta parece ridículo comentarlo, sin embargo, cuando el bebé se adelanta nos toma desprevenidos en muchos temas, como por ejemplo el bolso para la clínica.

Puede ocurrir que una noche, dos meses antes de la fecha calculada, la embarazada se despierte sintiendo las sábanas húmedas: rompió bolsa. Este no es un mero ejemplo literario sino que se trata de un caso real. Cuando Carla le dijo a su esposo que había roto bolsa y que debían salir para el sanatorio, él saltó de la cama y le preguntó: ¨¿Y ahora qué debemos hacer?¨. Primero el bolso, dijo ella, prepáralo tú. Una vez internada, cuando fue a buscar las cosas y abrió el bolso, se encontró con el Scrabel, con la máquina de fotos y una bikini. Ella supo que aquello de nada le serviría, anque tampoco sabía a ciencia cierta qué era lo que debería haber llevado.

Al momento de hacerlo, la primeriza nunca sabe qué es lo que debe poner en el bolso. Ahora hay que pensar por los dos, es decir, la ropa para el bebé y para la madre. En el caso del primero, en algunas clínicas lo visten durante la estadía, lo cual significa que sólo debe llevarse ropa para el día de salida, de lo contrario, deberá pensarse en ropa para dos o tres días.

En el caso de la madre, ésta debe recordar introducir en el bolso camisones cómodos, esto vale decir con botones en la parte delantera para facilitar el proceso del amamantamiento. Es conveniente llevar más de uno porque se ensucian con mucha facilidad, debido a las pérdidas y a la leche. Otro dato que puede ser de utilidad es agregar un par de medias aunque haga calor ya que la anestesia produce mucho frío.

Los papeles y documentos esenciales para el ingreso a la clínica son cosas que suelen perderse en el olvido y pueden llegar a provocar una demora y un disgusto. Aunque parezca ridículo, en el momento de salir para el sanatorio la mente está puesta en cosas menos prácticas y es por eso que se aconseja prepararlo con anterioridad.

| |

Más información sobre:
, .

Comentarios de los lectores

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.