La posición del bebé en el parto

Las diferentes posibilidades que se pueden presentar durante el parto

Al comenzar el trabajo de parto, y a medida que éste progresa, tu bebé –cuya cabeza descendió a la pelvis en las últimas semanas del embarazocomienza a moverse hacia la parte más ancha de la pelvis y gradualmente cambia la posición. A medida que desciende, rota presionando más la vejiga y el recto.

Durante el parto, la cabeza de tu bebé será temporalmente moldeada por tu cuerpo. La cabeza del bebé no está toda constituida de hueso duro. Hay partes más blandas, denominadas fontanelas, en la parte delantera y trasera de la cabeza. Estas permiten que los huesos de la cabeza se superpongan y que el bebé se amolde más fácilmente para pasar por el canal del parto.

Normalmente el bebé sale presentando la parte superior de la cabeza. Pero también pueden aparecer primero las nalgas o los pies, o la cara. La forma más común y más favorable de salir es con la cabeza hacia abajo, su nariz de frente a la espalda de la madre.

Algunos bebés se colocan con la parte posterior de sus cabezas hacia la espalda de la madre. Las posiciones posteriores son menos favorables, porque hay menos espacio en la pelvis para la cabeza del bebé. Si tu bebé se presenta de esta manera, el trabajo de parto será probablemente más prolongado y más molesto para tí, y puedes tener fuertes dolores de espalda.

No es muy común que el bebé salga presentando primero sus nalgas. Esto ocurre en alrededor de un tres por ciento de los nacimientos. Tal vez ello pueda causar un trabajo de parto más prolongado, con contracciones que sentirás en la espalda. Un nacimiento de este tipo es más complicado para el médico o la partera, por eso a menudo es necesaria una intervención cesárea.

| |

Más información sobre:
, , .

Comentarios de los lectores

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.