Métodos de parto alternativos

Diferentes maneras de llevar a cabo el parto

En la mayoría de los casos, las mujeres quedan embarazadas, llevan a sus bebés en sus vientres por 40 semanas, y llegado el momento, corren hacia el hospital y dan a luz a sus bebés en las mejores condiciones que la ciencia médica puede ofrecer.

Así es como funciona en general. Pero no todas las madres lo hacen de este modo. Existen otras maneras no tan comunes: el parto natural, el parto en la casa con o sin asistencia, y el parto en el agua.

El parto natural es más que un parto vaginal. Es un parto vaginal sin intervención médica. A muchas mujeres les resulta difícil tener un parto natural dentro del hospital. Las mujeres que lo hacen por lo general o son muy afortunadas al encontrar una enfermera de parto que desee ayudarlas a dar a luz en forma natural, o pasan su labor de parto luchando contra las buenas intenciones del personal del hospital.

Muchas mujeres encuentran en algunos aromas (aromaterapia), en la hipnosis, la acupuntura, y la homeopatía, una ayuda para sobrellevar el dolor en el momento del parto, además de las drogas o peridurales que reciben, las cuales se ha demostrado que producen un efecto negativo en los recién nacidos y una diminución en las endorfinas que nuestro cerebro producen naturalmente para que el nacimiento del bebé sea más llevadero. Un marido bien preparado, o un instructor, es una gran ventaja, y para algunas mujeres, un elemento de vital importancia en el proceso del nacimiento natural.

El nacimiento en la propia casa con una matrona es una hermosa alternativa. Estas parteras proveen de un cuidado completo a través del nacimiento. En algunos lugares, inclusive los médicos atienden a las madres en sus hogares. Están entrenadas especialmente para detectar problemas y solucionarlos según van surgiendo durante el parto. En ocasiones, un problema puede necesitar de un cuidado especial que está fuera del alcance de estas mujeres, por eso están entrenadas también para reconocer problemas, calmar a la madre y al bebé, y conseguir asistencia médica inmediata. La gran mayoría de las mujeres que dan a luz en sus hogares, juran que jamás lo harían de otra manera.

Algunas mujeres eligen tener a sus bebés en su casa sin la asistencia de una partera o de un doctor. Esta no siempre es una decisión irresponsable, como muchas veces se la considera. Las mujeres que lo hacen reciben atención y consejo médico durante el embarazo, y luego dan a luz en forma privada, o guardan un registro con datos e información sobre los nacimientos anteriores para guiarse en el momento del parto. No hay que confundir esto con un nacimiento accidental en la casa. Las mujeres que tienen a sus bebés en sus hogares sin atención médica, describen el nacimiento como “espiritual” e “íntimo”. ¡Qué manera maravillosa de recordar el nacimiento de un bebé!

El nacimiento en el agua es una opción que se está volviendo cada vez más común. En la actualidad existen muchos hospitales que permiten y establecen normas para llevar a cabo este tipo de parto. También hay compañías que se dedican a alquilar piscinas especialmente diseñadas para la ocasión.

El nacimiento en el agua es totalmente seguro tanto para la madre como para el bebé. Se ha demostrado que acorta y facilita el trabajo de parto. Y debido a que alivia en gran medida el dolor de la madre, se lo ha denominado “la peridural natural”. Como las madres que reciben a sus bebés en sus casas, la mayoría de las mujeres que tienen un nacimiento en el agua, juran que no lo harían de otra manera.

Las mujeres que eligen alguna de estas alternativas se sienten fuertemente ligadas a las que las han precedido y unidas por un lazo poderoso. Una vez que tú lo experimentes te cambiará también para siempre. Consulta con tu obstetra la posibilidad de llevar adelante un parto alternativo.

| |

Más información sobre:
, .

Comentarios de los lectores

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.