Parto prematuro

Cuando la fecha de la llegada del bebé se adelanta

El parto prematuro, denominado también como parto pretérmino es el que tiene lugar cuando el bebé nace antes de las 37 semanas de gestación. Este tipo de parto es un tanto riesgoso, pues lo ideal es que el bebé permanezca el mayor tiempo posible en el vientre de la madre para completar su desarrollo.

No es que exista un motivo claramente establecido para determinar un parto prematuro, pero si hay varios factores que lo puedan favorecer o producir. Entre los más comunes se pueden encontrar las siguientes:

Enfermedades propias del embarazo
Entre éstas podemos encontrar la diabetes gestacional o la preeclampsia que al provocar el parto pueden resultar más beneficiosos para el bebé que seguir permaneciendo en el útero.

Enfermedades maternas
Las más usuales son las enfermedades que provienen directamente de la madre, como infecciones urinarias o de otro tipo, como las renales, cardíacas o diabetes, así como anemias u otras alteraciones.

Edad materna
La edad de la madre influye mucho en este tipo de partos, sobre todo si se trata de una mujer menor de 16 años o mayor de 35, lo que la hace propensa a partos prematuros.

Factores uterinos
Aquí se encuentran elementos como cuello uterino incompetente, mala implantación de la placenta, miomas uterinos, útero bicorne así como malformaciones del mismo.

Factores emocionales
Estar bajo estados de tensión o ansiedad también pueden desencadenar un parto prematuro.

Factores sociales
Se considera también el factor social, influído por el nivel socio-económico, demasiada actividad física o laboral en la madre o una mala nutrición.

Factores fetales
Entre este tipo de factores estan consideradas malformaciones cromosómicas, cardíacas, embarazos múltiples e infecciones intrauterinas.

Hábitos tóxicos maternos
Factores como beber, fumar o consumir drogas afectan seriamente al desarrollo del bebé y pueden producir partos prematuros.

Prevención y síntomas

Lo ideal es lograr evitar un parto prematuro en la medida de lo posible; existen variados métodos según la gravedad del estado y si ya no se puede detener el parto, habrá que tratarlo con la suficiente atención y cuidados así como también un adecuado servicio para responder ante cualquier dificultad que presente el bebé.

Si alguno de estos síntomas se manifiestan antes de los 37 meses de embarazo deberás llamar de inmediato a tu médico:

– Incremento de secreciones vaginales
– Dolor en la región lumbar, sobretodo si antes no se había presentado
– Presión sobre áreas como el periné y el pubis
– Puntadas o sensación de vacío en la zona vaginal profunda
– Flujo vaginal sanguinolento o ligeramente amarronado
– Rotura de bolsa
– Hemorragia vaginal

Atención del parto prematuro

Cuando se da el caso de un parto prematuro, lo recomendable es que lo trate un especialista y el parto se haga lo más normal posible, facilitando la tarea y en muchos de los casos practicando una cesárea antes que un parto vaginal.

Revisa también

Parto

| |

Más información sobre:
.

Comentarios de los lectores

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.